Reflexiones

Por Laura López 

 La Corresponsabilidad con Intención y las obras de Misericordia nacen de un corazón gozoso y agradecido; dondequiera que el Espíritu obra hay gratitud, gozo y abundancia. La decisión de seguir a Jesús surge de un sentido profundo de gratitud a Dios. El Papa Francisco nos recuerda que “verdaderamente, hemos recibido mucho, tantas gracias, tantas bendiciones,” y nos invita a que oremos por la gracia de la memoria para recordar nuestro primer llamado, nuestro encuentro con Jesús, nuestro camino recorrido y para reconocer las gracias recibidas... Preguntémonos: ¿Somos capaces de enumerar las bendiciones recibidas? Un corazón agradecido busca espontáneamente servir al Señor y llevar un estilo de vida de entrega intensa. “El recuerdo de lo mucho que Dios nos ha dado nos ayuda a entender de que la renuncia a nosotros mismos para trabajar por Él y por los demás, es el camino privilegiado para responder a su gran amor” (Papa Francisco).

Por Maria Antonia Amao 


 En la tradición católica, el  Jubileo consiste en que durante 1 año se conceden indulgencias a los fieles que cumplen con ciertas disposiciones eclesiales establecidas por el Vaticano y este puede ser ordinario o extraordinario. La Iglesia Católica  tomó como influencia el jubileo hebreo. El primer año jubilar fue convocado en 1300 por el Papa Bonifacio VIII. Se estableció que los jubileos se conmemoraran cada 25 años, para que cada generación experimente al menos uno en su vida. El rito inicial del Jubileo comienza con la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro. Esta puerta solo se abre durante un Año Santo. La apertura de la puerta significa que se abre un camino extraordinario hacia la salvación. El Papa debe tocar la puerta con un martillo 3 veces mientras dice: “Aperite mihi portas justitiae, ingressus in eas confitebor Domino”-“Abridme las puertas de la justicia; entrando por ellas confesaré al Señor”. Cuando se abren, se entona el Te Deum y el Santo Padre atravesará esta puerta junto a sus acompañantes. Este año hemos entrado al Año de la Misericordia.

Maria Antonia Amao es Coordinadora de los Vicariatos de San Bernardino y el Alto Desierto para la Oficina del Ministerio de la Catequesis

Por Laura López

 La Corresponsabilidad es un estilo de vida en la cual es importante reconocer la relación que tenemos con el mundo que nos rodea. Para ser un cristiano corresponsable, primero se debe aceptar, con gratitud, que todo lo que somos y poseemos pertenece a Dios (Dt.10,14); y que gozamos de ello porque se nos ha confiado la gracia de administrarlo en nombre de Dios. Este estilo de vida, que transforma positivamente a la familia, se inicia en uno mismo, y con la pasión con la que balanceamos nuestra vida en el área espiritual, emocional, intelectual y física. ¿Cómo hacer esto? ¡Intencionalidad es la clave! 

Buscar

Redes Sociales

Facebook diocesano en Español

Twitter del Obispo Gerald Barnes (bilingüe)

Twitter del Obispo

Instagram diocesano

instagram

El Compás Católico es una publicación trimestral para comunicar la información e iniciativas del Obispo a la comunidades Católicos de la Diócesis de San Bernardino.

Para más información, comuniquese con:

El Compás Católico
1201 E. Highland Ave.
San Bernardino, CA 92404

(909) 475-5400
letters@sbdiocese.org