Obispo Barnes

 Estamos en el mes de Acción de Gracias, un día festivo que nos llama a hacer una pausa y reflexionar sobre todo lo que Dios nos ha dado, un día para compartir una comida que simboliza su generosidad. Sabemos que esta observancia se remonta a la época de los peregrinos y los nativos que habitaron juntos lo que pasaría a ser los Estados Unidos de América.

 Los próximo doce meses serán un año como ningún otro en la reciente memoria de nuestra Diócesis. Será un tiempo de conclusiones, de nuevos comienzos y, para mí, un tiempo de transición.
 El próximo junio, cuando yo cumpla 75 años, entregaré al Santo Padre mi carta de resignación como el Obispo de San Bernardino. Esto es un requisito de la ley de la Iglesia.

Show more post