Por Dr. J. Antonio Medina

 Con motivo del cuarto aniversario de la publicación de la Encíclica “Laudato sí” sobre el cuidado de la creación, los obispos de California han emitido una Declaración Pastoral con el título “Dios llama a todos a cuidar nuestra casa común”. El documento tiene dos intenciones específicas “Para animar y estimular la implementación en California de lo que Laudato Si’ nos llama a hacer, y para ofrecer una herramienta de enseñanza y evangelización dinámica dentro y fuera de nuestra comunidad católica, especialmente para los jóvenes”.
 El documento está estructurado de la siguiente manera, una introducción que explica la importancia de reflexionar y actuar sobre el tema, luego en la primera parte “ofrece una reflexión sobre la belleza y generosidad de California, recurriendo a la imagen de la creación como la de una familia. La segunda parte invita a todos a reflexionar sobre el llamado a contribuir al bienestar ecológico de nuestro estado en base a nuestras propias “vocaciones ecológicas”—y a vivir estas plenamente, con oración y alegría, para fomentar la ecología integral y el bien común”.
 Esta declaración de muy fácil lectura nos educa sobre aspectos muy importantes de la vida y de nuestra relación con el planeta, con el cosmos, con los otros seres humanos que viven cerca y también los que habitan del otro lado del planeta, pues nuestras acciones y decisiones les afectan, “En este universo, conformado por sistemas abiertos que entran en comunicación unos con otros, podemos descubrir innumerables formas de relación y participación” (Laudato Sì 79).
 La diversidad de vida y ambientes naturales que hay en California ha atraído a los inmigrantes a lo largo de la historia, aquí tuvimos la mayor concentración de pueblos indígenas de Norteamérica. También tenemos testimonios de tiempos de la colonización española de la riqueza ecológica que los españoles encontraron, un ejemplo de esto son los escritos de San Junípero Serra. El descubrimiento del oro en California en 1848 atrajo multitud de inmigrantes provenientes del Este de los Estados Unidos, quienes encontraron en la búsqueda del oro su forma de vida y al final se quedaron enamorados de estas tierras. El documento también nos recuerda que ya habido pioneros en el Estado que se han preocupado por el tema ecológico, un ejemplo es John Muir quien bautizó a la Sierra Nevada con el nombre de “Sierra de Luz” por los reflejos de luz de los profundos peñascos. El fue un pionero en la defensa de los bosques y de la creación.
 Esta declaración, además de ofrecernos una síntesis de la historia de California, nos educa en los principios éticos que se han desarrollado en la reflexión cristiana para responder a las preguntas sobre los temas de la moral ecológica, como es el cuidado de la tierra y la relación que tiene con el cuidado de los pobres y la justicia ambiental. El documento abre el diálogo sobre la moral ecológica no sólo dentro del ámbito católico y cristiano sino con todas las tradiciones religiosas pues los valores ecológicos deben ser respetados por todos los seres humanos sin importar su confesión de fe. La ecología integral motiva a cambios en las conductas individuales pero propone sobre todo cambios en las políticas públicas a todos los niveles, desde el municipal hasta el orden mundial.
 La declaración también nos advierte de las consecuencias de la falta de respuesta a este tema que ya se observan en el ambiente: calentamiento global, inundaciones en algunas áreas mientras otras sufren prolongadas sequías, empobrecimiento de amplias zonas del planeta, que al final de cuentas tiene como consecuencia la necesidad de amplias capas de la población mundial de desplazarse para sobrevivir.
 California sigue siendo un imán que atrae millones de personas por la variedad de posibilidades de vida y desarrollo. Es el estado de mayor producción agrícola, las agroindustrias producen una enorme riqueza y fuentes de empleo, pero también la tecnología, y el arte, y todos los otras fuentes de trabajo, pero al mismo tiempo por falta de una visión ecológica se están generando problemas de infraestructura para proveer agua y servicios para una creciente población urbana. Uno de los mas acuciantes problemas es el encarecimiento de la vivienda que a su vez genera que cada vez haya mas personas sin techo. Los incendios forestales también se han convertido en un grave problema pues ahora implica el riegos de millones de vidas humanas además del daño ecológico que en ocasiones es irreparable.
 Los obispos reconocen que los funcionarios electos de California han ejercido un liderazgo eficaz proponiendo políticas que favorecen el uso de energías renovables. California es hoy líder en políticas públicas de carácter ecológico, pero el reto es que los principios éticos transformen la cultura común para integrarnos como comunidad humana respetando el planeta y cuidando la belleza del Estado.
 La segunda parte del documento se inicia con el compromiso de los obispos de poner en práctica lo que proponen para todos en políticas internas de las Diócesis y Arquidiócesis. Y luego, de manera específica sugiere acciones concretas a diferentes grupos y ministerios. Todos somos invitados a realizar acciones concretas, padres de familia, maestros, catequistas, funcionarios públicos, líderes empresariales, campesinos y todos los que trabajan la tierra, artistas e innovadores. Todos somos invitados a una verdadera conversión que se vea reflejada en nuevos hábitos, conductas individuales y sociales. Esta invitación es para empezar una nueva forma de vida. ¿Estamos dispuestos?
 Este artículo es una invitación a leer el documento y también a leer “Laudato Si”. No basta leer esta breve síntesis que no puede recoger toda la sabiduría que está escrita en estos documentos. El documento en español de los obispos de California está disponible en el sitio en la Red de la Conferencia de Obispos de California, www.cacatholic.org
 La Diócesis de San Bernardino además ha creado un comité para la atención de estos temas. Ellos han abierto un espacio en el sitio en la Red de la Diócesis (www.sbdicoese.org) bajo el título “Laudato Sí”, allí ofrecen recursos para la implementación de iniciativas relacionadas con la ecología integral. Además organizan anualmente un día de toma de conciencia y educación que se ha titulado “Día del Cuidado de la Creación”. El próximo será el sábado 5 de Octubre de 9:30AM. a 3:00PM., lo tendremos en una reservación indígena. Por favor hagan planes para unirse a este día de educación y celebración por la belleza de la creación. Regístrense por teléfono para tener preparada su comida y su material. Recorten el siguiente anuncio y pónganlo en un lugar visible para que no olviden. Empecemos con pequeñas acciones que tendrán un efecto transformador increíble. Y que San Francisco de Asís interceda por nosotros.

Dr. J. Antonio Medina is es el Director de la Educación Continua para Sacerdotes.

Buscar

Redes Sociales

Facebook diocesano en Español

Twitter del Obispo Gerald Barnes (bilingüe)

Twitter del Obispo

Instagram diocesano

instagram

El Compás Católico es una publicación trimestral para comunicar la información e iniciativas del Obispo a la comunidades Católicos de la Diócesis de San Bernardino.

Para más información, comuniquese con:

El Compás Católico
1201 E. Highland Ave.
San Bernardino, CA 92404

(909) 475-5400
letters@sbdiocese.org